El Bitcoin (I) – ¿Qué es?

Desde hace un tiempo oímos hablar en todos lados sobre esta nueva “moneda” o divisa que ha llegado a nuestro mundo económico. ¿Burbuja? ¿Inversión? ¿Se quedará? ¿Será vetado/ilegal? Muchas preguntas vuelan a su alrededor, pero… ¿Qué es el Bitcoin?

bitcoin-money

El Bitcoin es una “moneda”, al igual que el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, el Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.

Algunas de estas características serían:

  • No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Está descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa.
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico.
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda.
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.

En cierto modo, muchos dicen que el Bitcoin se asemeja al dinero en efectivo que todos conocemos. Yo pienso que podríamos asemejarlo al oro u otros metales preciosos, debido a que podría ser refugio de capitales si llega a afianzarse (cosa de la cual tengo mis dudas por el miedo de los Estados y otras “cosillas” que luego comentaré).

¿Quién lo creó?

El sistema Bitcoin fue ideado por una persona conocida como Satoshi Nakamoto el 3 de enero de 2009 como una alternativa segura, descentralizada y libre a las tradicionales divisas fiduciarias. Nadie conoce la identidad real de Satoshi, pues es un seudónimo, pero la información que él publicó ha sido estudiada exhaustivamente y el resultado de su puesta en práctica es el Bitcoin.

Es importante recordar que el funcionamiento de Bitcoin es 100% libre, abierto y justo. Nadie, ni el propio creador, puede hacer trampas. De hecho, Satoshi sólo fue la persona quién ideó el concepto y no tiene ni más ni menos control que cualquiera de nosotros, pues nadie puede controlar el Bitcoin de manera forzada o artificial.

De vuelta a las minas.

¿De dónde salen los nuevos Bitcoins? ¡¡Pues de las minas!! El nombre “minar” es simplemente un guiño a las épocas en las que minar oro era popular. En realidad, un minero es aquella persona que ejecuta un programa en su ordenador y que ayuda a verificar las transacciones Bitcoin al incluirlas en un registro inalterable. Este proceso requiere una potencia de cómputo bastante elevada, pero a cambio de este gasto de recursos y electricidad, el minero es recompensado con algunos bitcoins nuevos que se inyectan en la economía y las tasas por las transacciones que verifiquen.

De esta manera se logra introducir nuevos bitcoins al mercado de forma predecible hasta que algún día se llegue al límite máximo de 21 millones. Además, la dificultad de minar bitcoins se auto-regula para que sólo sea posible “encontrar” bitcoins nuevos cada 10 minutos. Si no disponemos de un equipo informático muy potente, minar bitcoins es prácticamente inútil y nada rentable.

Problemas.

Para acabar esta primera entrada sobre el Bitcoin, decir que hasta ahora, se le ha criticado mucho por dos motivos principales: el blanqueo de capitales y la especulación a la que está siendo sometido.

Pese a estos problemas se está abriendo camino y en estos últimos días, la cotización va al alza pero sin sobresaltos, de una forma estable. Lejos quedan los movimientos de meses atrás cuando el Bitcoin superó con creces el valor de 200 dólares.

El tiempo dirá si queda como valor especulativo o se consigue la moneda utópica de la que tanto se habla.

También te podría gustar...

Deja un comentario